Saltar al contenido

Donación

La donación (art. 618 y ss) es un acto espontáneo en el que la persona llamada donante empobrece su patrimonio al realizar la entrega a título gratuito de un bien o derecho a favor de un tercero llamado donatario que se enriquece con esa donación. En términos vulgares, el donante es la persona que realiza la transmisión, mientras el donatario es la persona que recibe ese bien o derecho. Como en todo negocio jurídico de nuestro Código Civil, la donación requiere plena capacidad de obrar en el momento en que se realiza, así como la capacidad de disponer de los bienes.

Donación
Donación

No obstante, para ser donatario basta con tener capacidad jurídica, nuestro CC solamente exige al donatario tener capacidad de obrar en aquellos casos en los que nos encontramos ante una donación modal. Es evidente que esta clase de donación requiere plena capacidad de obrar al estar sujeta a condición.

Nuestro derecho admite como objeto de la donación las cosas muebles y las inmuebles, más concretamente podrán donarse derechos reales o de crédito. No podemos olvidar que el objeto de la donación deberá poder ser susceptible de individualización y siempre deberá ser concreto. Podremos encontrar la legislación concreta según la clase de objeto donado en el artículo 632 del Código Civil para las cosas muebles y el artículo 633 Código Civil para las cosas inmuebles.

El perfeccionamiento del contrato de donación, se produzca como se produzca y siempre que cumpla los requisitos del CC se producirá cuando exista consentimiento y se observe la forma debida del contrato. En el caso de las cosas inmuebles, nuestro CC requiere que el contrato de donación se realice mediante escritura pública.

Obligaciones del donante

Entre las obligaciones del donante debemos distinguir según el tipo de donación ante la que nos encontremos. En términos generales la obligación del donante no va más allá de hacer entrega de la cosa donada al transmitir la propiedad o el derecho real objeto del contrato de donación o, en aquellos casos en los que se done un derecho de crédito, no oponerse al mismo. Muy importante para nuestra legislación es resaltar que el donante no tiene obligación de saneamiento de la cosa donada. Dado que nos encontramos ante un acto que constituye una liberalidad y que además empobrece al donante, nuestra normativa así lo ha determinado.

En el único caso en el que el donante sí deberá de hacer frente al saneamiento será en aquellos casos en los que la donación sea modal.

Obligaciones del donatario

Revocación de las donaciones

Reducción de las donaciones por inoficiosidad