Saltar al contenido

Compraventa

La compraventa es el contrato bilateral y oneroso por el cual una de las partes (el vendedor), se obliga a entregar a otra (el comprador) la cosa pactada o el derecho acordado, a cambio de una cantidad de dinero o prestación económica. En nuestro Código Civil no existe ninguna condición para ser vendedor, no obstante para el caso del vendedor, nuestro CC sí indica una serie de particularidades recogidas en el artículo 1.459 del Código Civil.

La compraventa
La compraventa

Las obligaciones del vendedor en la compraventa

Las obligaciones del vendedor es esta clase de contratos son sencillas. No obstante, en caso de que no se de alguna de estas obligaciones básicas del vendedor, el comprador podrá resolver el contrato con los efectos determinados por el propio Código Civil y por los pactos expresos que ambas partes hubieran determinado en el contrato de compraventa.

  • Custodiar y conservar la cosa que está obligado a entregar con la diligencia de un buen padre de familia: la referencia a “buen padre de familia” deriva de la aceptación latina “pater familias”, sin que debamos entrar en los actuales debates. La concepción es amplia y por tanto completamente obligada tanto al hombre como a la mujer.
  • Entregar la cosa objeto de la compraventa con todos sus accesorios: inútil sería la compraventa de una vivienda para residir en ella si el vendedor retirase todo el sistema de electricidad o el pozo de agua que mantiene la vivienda lista para su uso.
  • Saneamiento de la cosa vendida: en caso de que el bien o derecho no pueda cumplir el fin para el que fue vendido, el comprador se compromete a sanear la cosa hasta lograr que el vendedor pueda darle el correspondiente uso.
  • Hacer frente, salvo pacto en contra, a los gastos de escrituras y a los impuestos que correspondan: en el caso de la adquisición de un bien inmueble será el vendedor quién deba correr con estos gastos.

La falta de pacto expreso y en contra de alguna de estas obligaciones para la parte vendedora puede suponer que el contrato no termine de perfeccionarse por no cumplir con los elemento básicos de la obligación, por lo que si deseamos incluir alguna cláusula que limite estas obligaciones deberá quedar perfectamente redactada y con acuerdo del comprador.

Las obligaciones del comprador en la compraventa

Las obligaciones para el comprador en la compraventa son sencillas: el abono del precio de la cosa convenida. Si bien es cierto que los contratos de compraventa pueden tener innumerables modalidades en cuanto a las obligaciones determinadas en ellos para las partes, no podemos olvidar que las obligaciones básicas del comprador en cualquier clase de contrato será la del abono del precio, conocida como obligación pecuniaria.

La entrega de la caso en la compraventa: la tradición o traditio

Nuestro Código Civil reconoce la necesidad de la entrega para el perfeccionamiento del contrato de compraventa. Dicho perfeccionamiento se producirá en el momento que se de la tradición (del latín “traditio”). Esta tradición consiste precisamente en entregar la cosa objeto de la compraventa y puede ser real o ficticia.

La tradición real será la consistente en poner en poder y posesión del comprador la cosa directamente. El típico ejemplo será aquel en el que en el mismo momento de celebrarse el contrato se pone a nuestra disposición el objeto comprado, como por ejemplo una motocicleta.

Si nos encontramos ante una tradición ficticia, que supone la equivalencia a la real, en la que es imposible el desplazamiento de la cosa, se hará una entrega simbólica. Por ejemplo en la compraventa de un bien inmueble el vendedor cumple la traditio en el momento en que firma la escritura de compraventa y entrega, simbólicamente, las llaves del bien inmueble.

Tiempo y lugar para el pago del precio en la compraventa

Dado que la compraventa es un contrato bilateral, las obligaciones derivadas de él, se deberán de dar en el mismo momento. Podrán cumplirse las obligaciones de distinta manera por acuerdo expreso entre las partes, por ejemplo el pago aplazo implica un pago del precio en cuotas, pero el vendedor deberá hacer entrega de la cosa en el mismo momento de celebración del contrato. Otro ejemplo sería aquél en el que el precio se paga por completo, pero no se hace entrega de la cosa en el momento, sino al cabo de varios días.

En ambas situaciones el contrato se ha perfeccionado, pero las obligaciones no se cumplen instantáneamente por hacer un acuerdo expreso entre las partes que están de acuerdo en que el contrato se cumpla de esa manera.

El pago de los gastos de la compraventa en la compraventa

Nuestro Código Civil señala dos clases de gastos a la hora de saber quién deberá hacerse cargo de su abono. Por un lado tendremos los gastos de transporte y por otro los gastos de escritura e inscripción registral. En el caso de los gastos de transporte en la compraventa estos serán por cuenta del vendedor excepto pacto en contrario entre las partes. En caso de que sea el comprador quién debe transportar la cosa adquirida una vez entregada por el vendedor, estos gastos serán de su cuenta.

En el caso de los gastos de escritura o registrales, las primeras copias o las posteriores serán por cuenta de comprador en todo caso, excepto que exista un acuerdo entre las partes para que esto no sea así.