Saltar al contenido

Artículo 92 del Código Civil

Artículo 92 del Código Civil dispone lo siguiente:

Artículo 92.

1. La separación, la nulidad y el divorcio no eximen a los padres de sus obligaciones para con los hijos.

2. El Juez, cuando deba adoptar cualquier medida sobre la custodia, el cuidado y la educación de los hijos menores, velará por el cumplimiento de su derecho a ser oídos.

3. En la sentencia se acordará la privación de la patria potestad cuando en el proceso se revele causa para ello.

4. Los padres podrán acordar en el convenio regulador o el Juez podrá decidir, en beneficio de los hijos, que la patria potestad sea ejercida total o parcialmente por unos de los cónyuges.

5. Se acordará el ejercicio compartido de la guarda y custodia de los hijos cuando así lo soliciten los padres en la propuesta de convenio regulador o cuando ambos lleguen a este acuerdo en el transcurso del procedimiento. El Juez, al acordar la guarda conjunta y tras fundamentar su resolución, adoptará las cautelas procedentes para el eficaz cumplimiento del régimen de guarda establecido, procurando no separar a los hermanos.

6. En todo caso, antes de acordar el régimen de guarda y custodia, el Juez deberá recabar informe del Ministerio Fiscal, y oír a los menores que tengan suficiente juicio cuando se estime necesario de oficio o a petición del Fiscal, partes o miembros del Equipo Técnico Judicial, o del propio menor, valorar las alegaciones de las partes vertidas en la comparecencia y la prueba practicada en ella, y la relación que los padres mantengan entre sí y con sus hijos para determinar su idoneidad con el régimen de guarda.

7. No procederá la guarda conjunta cuando cualquiera de los padres esté incurso en un proceso penal iniciado por atentar contra la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o la libertad e indemnidad sexual del otro cónyuge o de los hijos que convivan con ambos. Tampoco procederá cuando el Juez advierta, de las alegaciones de las partes y las pruebas practicadas, la existencia de indicios fundados de violencia doméstica.

8. Excepcionalmente, aun cuando no se den los supuestos del apartado cinco de este artículo, el Juez, a instancia de una de las partes, con informe favorable del Ministerio Fiscal, podrá acordar la guarda y custodia compartida fundamentándola en que sólo de esta forma se protege adecuadamente el interés superior del menor.

9. El Juez, antes de adoptar alguna de las decisiones a que se refieren los apartados anteriores, de oficio o a instancia de parte, podrá recabar dictamen de especialistas debidamente cualificados, relativo a la idoneidad del modo de ejercicio de la patria potestad y del régimen de custodia de los menores.

El artículo 92 del Código Civil regula la forma de atribución del ejercicio de la patria potestad, produciéndose el mismo de la siguiente manera:

  • Con independencia de la resolución matrimonial (separación, divorcio o nulidad), los padres tienen las mismas obligaciones que durante el matrimonio.
  • Se buscará que los menores en estos procedimientos, y siempre que puedan, se respete su derecho de ser oídos.
  • Puede establecerse por resolución motivada la privación de la patria potestad, cuando haya causas que motiven dicha resolución.
  • Se establece la libertad de los progenitores a establecer el ejercicio de la patria potestad, pudiendo pactarse su ejercicio total o parcial por ambas partes para uno de ellos.
  • Por regla general se acuerda la guarda y custodia compartida, siempre que lleguen al acuerdo los progenitores, sin perjuicio, y siempre en interés del menor o menores, el Juez establecerá esta circunstancia, aplicando las medidas necesarias para proceder a su cumplimiento.
  • El procedimiento de concesión de la guarda y custodia se establece de la siguiente manera:
    • Se da traslado al Ministerio Fiscal.
    • Se oirá al menor o menores, siempre que, atendidas las circunstancias de estos, tenga la capacidad para ser oídos.
    • Por regla general, pudiéndose solicitarse de oficio o por el Ministerio Fiscal, informe que valore de las alegaciones, las pruebas y las relaciones entre los progenitores y los hijos.
  • No se atribuirá la guarda y custodia al progenitor o progenitores que estén en un proceso penal, cuyo delito perseguido haga referencia a delitos contra la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral y/o la libertad o indemnidad sexual, contra el otro cónyuge o contra alguno de los hijos.
  • El punto 8.º de este artículo ha sido declarado nulo e inconstitucional de acuerdo a la STC de 17 de octubre de 2012.
  • El último apartado de este artículo, establece la facilidad del Juez que podrá recabar cualquier dictamen pertinente al caso.

Artículos relacionados: