Saltar al contenido

Artículo 38 del Código Civil

Artículo 38 del Código Civil dispone lo siguiente:

Artículo 38

Las personas jurídicas pueden adquirir y poseer bienes de todas clases, así como contraer obligaciones y ejercitar acciones civiles o criminales, conforme a las leyes y reglas de su constitución.

La Iglesia se regirá en este punto por lo concordado entre ambas potestades, y los establecimientos de instrucción y beneficencia por lo que dispongan las leyes especiales.

El artículo 38 del Código Civil recoge la capacidad de obrar de las personas jurídicas, siendo estas, las siguientes:

  • Puede adquirir y bienes de todas clases. (Teniendo que matizar, “toda clase” que estén permitidas por la ley).
  • Contraer obligaciones, pudiendo contraer cualquiera de las expresadas en los artículos 1.088 y siguientes del Código Civil.
  • Ejercitar acciones Civiles, pudiendo ejercitar sus derechos como demandante o demanda en cualquier procedimiento civil, estando legitimado para ello, que no tenga carácter personalísimo, o que este reservado a personas físicas.
  • Ejercitar acciones Penales, pudiendo poner en conocimiento a la autoridad pertinente de la comisión de un delito, incluso personándose en dicho procedimiento como denunciante, querellante, acusación popular o incluso como acusación particular.

De acuerdo a lo establecido en la Ley y las reglas de la Constitución.

En el segundo párrafo, se recoge el carácter especial de la Iglesia, que se regula por el Concordato entre la santa sede y el estado español, siendo desarrollado por el Instrumento de Ratificación del Acuerdo entre el Estado español y la Santa Sede sobre asuntos económicos, firmado en Ciudad del Vaticano el 3 de enero de 1979.

Artículos relacionados: