Saltar al contenido

Artículo 109 del Código Civil

Artículo 109 del Código Civil dispone lo siguiente:

Artículo 109.

La filiación determina los apellidos con arreglo a lo dispuesto en la ley.

Si la filiación está determinada por ambas líneas, el padre y la madre de común acuerdo podrán decidir el orden de transmisión de su respectivo primer apellido, antes de la inscripción registral. Si no se ejercita esta opción, regirá lo dispuesto en la ley.

El orden de apellidos inscrito para el mayor de los hijos regirá en las inscripciones de nacimiento posteriores de sus hermanos del mismo vínculo.

El hijo, al alcanzar la mayor edad, podrá solicitar que se altere el orden de los apellidos.

El artículo 109 del Código Civil recoge que los apellidos se determinan por la filiación.

Si la filiación de los hijos son de padre y madre (ya lo sean por naturaleza o adopción) pueden, de común acuerdo, establecer el orden de apellidos de manera alterna. Como límite, recoge el propio código civil, la elección u orden de apellidos vinculará al resto de hijos, siempre que la filiación sea conjunta de ambos progenitores.

No obstante, el hijo cuando alcance la mayoría de edad puede solicitar la alteración de los apellidos.

Artículo relacionado: